Comunidad

Candidatos al puesto de alguacil del Condado de Sonoma, conózcalos

Julie Johnson
Written by Julie Johnson

Tres hombres que compiten por convertirse en el próximo alguacil del Condado de Sonoma brindan a los votantes la primera oportunidad en más de 25 años para elegir un nuevo líder para la agencia policial más grande del condado.

El capitán del condado de Sonoma, Mark Essick; el entrenador ejecutivo y capitán retirado de la policía de Los Ángeles, John Mutz, y el actual concejal de la ciudad de Santa Rosa y teniente retirado de la policía de Santa Rosa, Ernesto Olivares, trabajan en el desarrollo de plataformas para mejorar las relaciones entre la policía y la comunidad.

El candidato elegido dirigirá un departamento con un presupuesto anual de alrededor de $180 millones, más de 600 empleados y dos cárceles que albergan a más de 1,100 reclusos. La agencia hace cumplir la ley en 1,550 millas cuadradas de territorio, incluidos los departamentos de policía de la ciudad en Windsor y Sonoma.

El alguacil será responsable del tenor del departamento con la Oficina Independiente de Revisión y Alcance de la Aplicación de la Ley (IOLERO, por sus siglas en inglés) con dos años de edad, encargada de revisar las investigaciones internas y ventilar las quejas. Y el próximo alguacil podría seguir enfrentando la presión de un gobierno federal que trata de lograr que las agencias locales apliquen las leyes federales de inmigración.

Es poco probable que hubiera elecciones impugnadas sin la muerte en 2013 de Andy López, un adolescente de 13 años que portaba una pistola de aire comprimido que parecía un rifle de asalto, quien fue disparado y asesinado por un agente del alguacil.

La comunidad protestó y padeció esa muerte, y el tiroteo puso al condado de Sonoma en el mapa de una conversación nacional sobre violencia policial. Luego, el alguacil Steve Freitas fue ampliamente criticado por la comunidad y dentro de su propio departamento por una mentalidad hermética que dejó a muchos sintiendo que no había abordado adecuadamente la indignación de la comunidad.

Los residentes del condado de Sonoma votarán el 5 de junio y los dos candidatos principales se enfrentarán en las elecciones del 6 de noviembre.

VIDEO: ¿Por qué eres la persona adecuada para dirigir la Oficina del Alguacil?

John Mutz

Edad: 69

Residencia: Zona no incorporada de Sebastopol

Ocupación: Asesor ejecutivo

Cita: “Nuestro desafío es asegurarnos de atraer a personas con un profundo sentido de servicio y humanidad, y también asegurarnos de que no pierdan esa característica en el curso de su experiencia, con los desafíos que enfrentan en la calle”.

Sonoma County Sheriff Candidate John Mutz. (photo by John Burgess/The Press Democrat)

El capitán retirado de la policía de Los Ángeles, John Mutz, ya tenía 15 años en una segunda carrera como asesor ejecutivo cuando ingresó a Arlene Francis Center, en el barrio de Railroad Square en Santa Rosa, hace cuatro años, para una reunión de Black Lives Matter relacionada con la policía.

La suya era una cara desconocida entre un grupo de altivos activistas en el condado de Sonoma, discutiendo cómo impulsar cambios dentro de la Oficina del Alguacil. Había pasado más de un año desde el tiroteo de López, y el condado estaba inmerso en discusiones públicas sobre cómo mejorar las relaciones entre la policía y la comunidad.

“Les expliqué que la única forma en que realmente podrían desafiar al sistema en términos de la Oficina del Alguacil era elegir a un alguacil que representara más valores de la comunidad y guiar a la Oficina del Alguacil en una dirección diferente a la que había tenido los últimos 25 años“, dijo Mutz.

Mutz, de 69 años, de Sebastopol, dijo en ese momento que no imaginaba que más tarde haría campaña para obtener el trabajo. Nunca ha buscado un puesto de elección popular, y había construido una carrera posterior a su jubilación con ejecutivos de Right Management en industrias del sector privado, como la banca. También ofrece testimonio como experto en prácticas policiales en juicios que involucran a personal de las fuerzas del orden, y es un mediador y facilitador capacitado.

Él y su esposa Heather se mudaron de Laguna Beach a una finca rural al oeste de Sebastopol alrededor de 2011 para criar a sus tres hijos en un entorno campestre y enviarlos a Summerfield Waldorf School and Farm en Willowside Road. Sus gemelos tienen ahora 8 años y su hijo mayor tiene 11 años. Mutz también tiene tres hijas adultas de un matrimonio anterior, que viven en el área de Sacramento.

Mutz comenzó su carrera en la aplicación de la ley en 1971, en el Departamento del Alguacil del Condado de Sutter, y fue contratado por el Departamento de Policía de Los Ángeles en 1974. Fue comandante de estación en el Valle de San Fernando en 1991, cuando cuatro oficiales golpearon a Rodney King y le dispararon con un arma de aturdimiento, un violento encuentro capturado en cámara por un espectador y retransmitido por todo el mundo. Mutz fue transferido a otra estación después de la golpiza, una maniobra política, afirma, para calmar los disturbios en la ciudad. Sólo había estado allí unas seis semanas.

El malestar siguió a Mutz. Era el comandante de una estación que supervisaba a patrulleros que servían en una cuarta parte de Los Ángeles, cuando el anuncio de 1992, por un jurado mayormente blanco, había absuelto a los oficiales de fuerza excesiva en el caso de King, y que derivó en seis días de violenta confusión con disturbios en Los Ángeles.

Mutz dijo que la siguiente desobediencia civil a gran escala y el discurso público abrieron la puerta a nuevas estrategias de vigilancia policial. Dijo que hizo conexiones con líderes de la comunidad y trató de cambiar la mentalidad del departamento en cuanto a las cuotas de arresto para resolver los problemas.

Mark Kroeker, de 74 años, de San Juan Capistrano, un subjefe del departamento con aproximadamente 10,000 oficiales en el momento, dijo que Mutz “hizo mucho bien”, luego del veredicto de King. Kroeker describió una atmósfera tensa, de escrutinio por parte de críticos que dijeron que el departamento estaba aislado y fuera de contacto con las comunidades a las cuales servía. Dijo que Mutz era “un policía de los policías”, que “dio un paso adelante con nuevas iniciativas de vigilancia comunitaria”.

John pudo sostener su mano en dos lugares: adentro de la organización diciendo, ‘Sé quién eres, no te preocupes por la impresión que tengo de ti’, y a la comunidad diciendo, ‘Me preocupo por ti, ¿por qué no nos juntamos?'”, dijo Kroeker.

Después de que Mutz se retirara en 1999, continuó con su participación en asuntos de la ciudad, colaborando en un programa de solución de disputas creado por la oficina del fiscal de la ciudad de Los Ángeles. En 2004 ayudó a convocar reuniones comunitarias después de que un oficial disparó y mató a un niño de 13 años que había echado en reversa un vehículo robado en su dirección.

Si es elegido, tomaría su peso como alguacil a Sacramento y presionaría por legislaciones apropiadas, como una ley actualizada que brinde al público un mayor acceso a la información sobre mala conducta policial. Mutz dijo que cree que los sindicatos encargados de hacer cumplir la ley deben tomar una posición en casos de auténtica mala conducta, y no defender ninguna y todas las acciones, independientemente de sus méritos.

“Seguir ciegamente la ley y al mismo tiempo no hacer ningún esfuerzo para mejorar las políticas y las prácticas hace que las cosas sigan como están“, dijo Mutz.

Fue abordado el año pasado por un grupo de activistas que le pidieron que se postulara para alguacil, y dijo que ese era el impulso que necesitaba. Desde entonces, ha recaudado alrededor de $63,000, incluido un préstamo de $32,500. Las declaraciones de la campaña muestran que sus partidarios financieros provienen principalmente de su sólida red de contactos en el sur de California. Un demócrata registrado, recibió respaldo local de progresistas, como la abogada de Santa Rosa y ex senadora estatal Noreen Evans, así como la concejal Julie Combs, y aseguró el apoyo de líderes clave en la comunidad latina, incluyendo a la abogada de Santa Rosa, Alicia Román, quien brevemente servió en una junta de la comunidad asesorando a la Oficina Independiente de Revisión y Alcance de la Aplicación de la Ley (IOLERO, por sus siglas en inglés), así como Francisco H. Vázquez, un profesor de Sonoma State University.

“Freitas no escuchó a la comunidad y es por eso que tenemos los problemas que tenemos”, dijo Román. “Siento que Mutz es ese cambio necesario. Mutz está relajado y abierto a escuchar. Eso dice mucho, y significa mucho para mí”.

Si es elegido, no buscaría beneficios a su pensión durante su mandato en la Oficina del Alguacil del Condado de Sonoma, dijo, porque puede mantener a su familia con su trabajo de asesor y la pensión del Departamento de Policía de Los Ángeles. Mutz se ha dado de baja de su puesto con Right Management y volvería al trabajo si no gana las elecciones.

Mutz no duda en llamarse a sí mismo un “activista”.

“La palabra activista no es mala, significa desafiar el status quo“, dijo Mutz. “En el sistema de justicia penal tenemos mucho que desafiar”.

***

Sonoma County Sheriff Candidate Ernesto Olivares. (photo by John Burgess/The Press Democrat)

Ernesto Olivares

Edad: 60

Residencia: Santa Rosa

Ocupación: Concejal de Santa Rosa, ejecutivo en agencia sin fines de lucro

Cita: “¿Cómo involucras a la comunidad inmigrante en las políticas que les impactan? ¿Cómo te gustaría vernos usar cámaras corporales? Estos son ejemplos de cómo involucras a la comunidad”.

El único candidato con experiencia política, Ernesto Olivares, ha servido en el Concejo Municipal de Santa Rosa desde 2008, cuando se retiró del Departamento de Policía.

Olivares destaca su trabajo hacia el discurso público sobre la prevención de la violencia y los enfoques colaborativos para la formulación de políticas, como sellos distintivos de su carrera, tanto en el ámbito policial como político.

“Cuando el alguacil Freitas estaba en el cargo, teníamos su política en materia de inmigración. No tendríamos la política de inmigración de Olivares, tendríamos nuestra política en materia de inmigración“, dijo.

En el transcurso de 30 años en la aplicación de la ley, Olivares trabajó como detective, sirvió en investigaciones de asuntos internos, se entrenó en negociaciones de crisis y fue comandante en funciones cuando fue ascendido a teniente en 2004.

Cuando fue asignado a la unidad de investigaciones de violencia doméstica y delitos sexuales, Olivares trajo a defensores de víctimas y agentes de servicios de protección infantil para trabajar junto a los detectives, una colaboración única hace dos décadas, dijo el concejal Tom Schwedhelm, un ex jefe de la policía de Santa Rosa. Schwedhelm dijo que Olivares ha sido consistente en su habilidad para involucrar a varios grupos para resolver problemas comunitarios.

Ha modelado los comportamientos que espera de los demás”, dijo Schwedhelm.

Como concejal, Olivares ha apoyado las estrategias de vivienda para hacer frente a las personas sin hogar, y se ha opuesto a un impulso para establecer el control del alquiler en la ciudad, que actualmente enfrenta una escasez de viviendas. En el concejo, defendió al departamento de policía en 2011 cuando los oficiales permitieron que los niños sostuvieran rifles de asalto en un evento comunitario, lo que provocó una protesta pública y un cambio de política.

Fue concejal en 2013 cuando López fue asesinado, y dijo que su primera respuesta fue privada. Envió una carta a los padres de López, Sujey López Cruz y Rodrigo López, expresando sus condolencias personales, no como un funcionario público, sino como un padre y un latino que emigró de México cuando era un niño pequeño.

No me corresponde a mí juzgar si lo que sucedió fue correcto o incorrecto”, dijo Olivares. “Pero como latino, entendiendo las luchas que tenemos, quería reconocer la pérdida de su hijo”.

No tomó una postura pública y no se dirigió a las multitudes que protestaban y que salieron a las calles. Inmediatamente después del tiroteo, el concejo canceló su reunión semanal y cerró el ayuntamiento, debido a una protesta a dos cuadras de distancia, en Old Courthouse Square.

La muerte de López puso de manifiesto la desconfianza de las comunidades de inmigrantes y otros en la Oficina del Alguacil, dijo Olivares, una desconfianza que conoció de primera mano desde la infancia, cuando su comunidad de inmigrantes temía que la policía los deportara.

Fundamentalmente, la protesta pública combinada con la falta de respuesta comunitaria del entonces alguacil Freitas, es la razón por la cual Olivares se convertiría tres años más tarde en el primero en anunciar su candidatura para alguacil, lo cual hizo en la primavera de 2017.

Olivares fue un aliado político de Freitas y se desempeñó como tesorero de la campaña de Freitas. Estaba decepcionado de cómo Freitas no usó las conexiones con la comunidad latina ofrecida por Olivares y de reconocer “los históricos temas raciales que no fueron atendidos”, y que surgieron después de la matanza de López.

“Uno pensaría que como candidato a alguacil recibiría muchas preguntas sobre crimen y seguridad, pero esa no es la prioridad para la comunidad”, dijo Olivares. “Lo que es realmente importante para la comunidad son problemas con los que hemos estado lidiando por un tiempo, y eso es la confianza y las relaciones“.

Un demócrata registrado, con fuertes lazos políticos en el condado de Sonoma, ha obtenido el apoyo de los miembros del concejo, Schwedhelm, Jack Tibbitts y Chris Rogers, y está respaldado por el congresista del Condado de Sonoma, el representante Mike Thompson, demócrata de St. Helena. Ha recaudado poco menos de $29,000, de acuerdo con los informes de financiación de campaña.

Olivares cree que las agencias no pueden moldear las políticas por sí solas y deben buscar el aporte de la comunidad, y trabajar con las organizaciones locales para mejorar el compromiso de un departamento con varias comunidades.

Invitaría a miembros de la comunidad, funcionarios escolares y oficiales de otras agencias a formar parte de los paneles de contratación y promoción, una estrategia que, dijo, pudo haber ayudado a Freitas a evitar las protestas públicas cuando promovió a Erick Gelhaus a sargento, dos años y medio después de haber disparado a López.

Como alguacil, Olivares publicará más datos, además de las estadísticas delictivas, como números sobre incidentes del uso de la fuerza, quejas, lesiones por contacto con la policía y otra información que puede dar al público una métrica para entender al departamento.

Olivares sostuvo que no tiene opinión sobre si el tiroteo de López fue justificado y que nunca revisó los informes públicos sobre las investigaciones, incluida la investigación criminal del fiscal de distrito del Condado de Sonoma, Jill Ravitch, quien absolvió a Gelhaus de cualquier fechoría.

Su administración restablecería el programa de recursos escolares para oficiales y crearía un programa de policía comunitaria en todo el departamento.

“Ahora mismo es individualizado, es cuando un oficial elige hacer eso. No hay una verdadera responsabilidad“, dijo Olivares. “¿Cómo se evalúan a los oficiales y al resto de los empleados en la forma en que participan en la policía comunitaria?”.

Olivares y su esposa Rita tienen tres hijas mayores. Olivares se convirtió en ciudadano de los Estados Unidos cuando tenía 16 años.

En su carrera posterior a la jubilación, ha trabajado con grupos estatales en asuntos para la prevención de violencia y mantener a los jóvenes fuera de las pandillas. La colaboración, dice, es un activo que traería a la Oficina del Alguacil.

“Creo que los grandes problemas en nuestra comunidad son la construcción de confianza, la construcción de la responsabilidad. Eso es muy importante”, dijo Olivares.

***

Sonoma County Sheriff Candidate Mark Essick. (photo by John Burgess/The Press Democrat)

Mark Essick

Edad: 48

Residencia: Cloverdale

Ocupación: Capitán del alguacil del Condado de Sonoma

Cita: “Como alguacil, eres elegido por las cosas buenas que hace la división de patrullaje. El alguacil mantiene su posición debido al buen trabajo en la lucha contra el crimen. Y la forma más rápida de perder su trabajo es descuidar la cárcel”.

Mark Essick es un veterano de 24 años en la Oficina del Alguacil con experiencia trabajando en la cárcel, patrullando las calles, llevando a cabo investigaciones internas, administrando presupuestos, escribiendo políticas y supervisando a cientos de empleados.

Esa experiencia distingue a Essick de los otros candidatos, además de su creencia de que la Oficina del Alguacil ya ha comenzado a reparar su imagen pública, avanzó hacia la promoción de la diversidad entre su personal y enfatizó el buen trabajo de sus empleados de base.

Pero Essick dijo que hay cosas que cambiaría el primer día, como poner fin a un controvertido método para someter a los reclusos indisciplinados en la cárcel, que está en el centro de una demanda federal de derechos civiles, en curso.

“Estamos en el camino correcto”, dijo Essick. “Hemos logrado incrementos increíbles en la contratación, pero todavía no estamos donde quisiera que estuviera”.

Cuenta con el apoyo del actual alguacil, Rob Giordano, un sucesor designado por Freitas, que surgió como un legislador ampliamente popular después de los incendios de octubre, cuando su presencia de comando ganó la confianza del público. Los sindicatos que representan al personal en la cárcel y en las calles también apoyan a Essick.

Bajo el liderazgo de Giordano, Essick dijo que ha podido mejorar las prácticas de contratación y promoción destinadas a impulsar la diversidad del departamento. Dijo que también aumentó la accesibilidad del departamento a través de reuniones comunitarias y redes sociales.

Quiere que la agencia publique más fácilmente videos de cámaras corporales en casos en que no ponga en riesgo una investigación y apoya la legislación que da al público acceso a más información sobre la mala conducta policial, siempre y cuando la ley continúe protegiendo a los denunciantes.

“No voy a ser la persona que dice ‘tengo video y no te lo mostraré'”, dijo Essick. “Si el tema es de interés público, voy a encontrar una manera de ser transparente. Eso es lo que soy”.

Giordano dijo que ha trabajado estrechamente con Essick a lo largo de sus carreras, y que “nunca dejó de impresionarme”, tanto por su habilidad para dominar todos los aspectos de la gestión de un departamento con 600 personas, como por la forma en que lo presionaron para que sea más transparente con la comunidad.

Lo he visto crecer en su capacidad, como yo, para reconocer el panorama general, lo que la comunidad necesita y lo mucho que tenemos que trabajar con la comunidad”, dijo Giordano.

Essick dijo que él y otros gerentes se sentían sofocados bajo Freitas. Era conocido como un hombre introvertido y con presupuestos que evitaban despidos durante una era de recortes, pero de bajo perfil después del tiroteo de López, una persona que no fomentó la sanación en una comunidad herida.

En 2014, Essick fue designado por Freitas para servir en la Fuerza de Tarea Local y de Aplicación de la Ley, un organismo establecido por la Junta de Supervisores para generar ideas dirigidas a mejorar las relaciones entre la policía y la comunidad a raíz de la muerte de López. Essick dijo que pidió el puesto.

“Steve tenía gente a su alrededor como yo, como Giordano, quien dijo: ‘Steve, tenemos que salir, tenemos que involucrar al público, tenemos que hacer más’, pero él se resistió”, dijo Essick. “Yo continué haciendo lo que podía desde mi posición“.

Giordano recordó una reunión con Essick instando a Freitas y altos ejecutivos del departamento a implementar una de las ideas del grupo asesor y crear un puesto especial de enlace comunitario, para promover una mejor comunicación pública, a pesar de la considerable oposición dentro de la agencia.

“Nos dijo al resto de nosotros, ‘Esto es lo que están expresando, aquí está el por qué lo están expresando y aquí está el por qué lo apoyo'”, dijo Giordano. “Todavía había personas que no estaban de acuerdo, pero aún así lo hicimos por la perspectiva que ofreció Mark“.

Essick vive en Cloverdale con su esposa Andi y sus dos hijos. Un republicano registrado hasta la primavera de 2017, Essick sostuvo que no fue su decisión de postularse para alguacil lo que lo llevó a cambiar de partido.

“Como esposo de una mujer y padre de una mujer joven, no estaba contento con la forma en que Donald Trump habló sobre las mujeres y la forma en que trataba a las mujeres”, dijo Essick. “Aunque era un republicano registrado, pensé: ‘No puedo asociarme con un hombre que trata a las mujeres de esa manera'”.

Essick dijo que el cambio no representa un cambio filosófico dramático para él, porque ha votado tanto por los republicanos como por los demócratas, incluidos los presidentes Bill Clinton y Barack Obama.

Él es el único candidato que ha dicho que ampliaría los criterios para emitir permisos a las personas para portar armas de fuego ocultas, y permitir a más personas armadas con demostrados problemas de seguridad.

Ha recaudado casi $48,000 para su campaña. Los registros de donaciones muestran que sus partidarios provienen de grupos locales, como  Sonoma County Farm Bureau y Sonoma County Alliance, grupos que apoyaron a Freitas. Ha obtenido el respaldo de la mayoría de la Junta de Supervisores, incluidos Shirlee Zane, David Rabbitt y James Gore.

Essick se convirtió en sargento en 2007. Supervisó el escuadrón de bombas y trabajó en el departamento principal y en el Departamento de Policía de Windsor. Se convirtió en teniente en 2014 y supervisó las investigaciones internas hasta ser promovido a capitán en 2015. Actualmente dirige la oficina de servicios administrativos, supervisando algunas de las funciones principales de la agencia, como el patrullaje, despacho, corte y divisiones de transporte, así como los departamentos de Windsor y de la ciudad de Sonoma y sus oficiales.

El trabajo del alguacil es salir, sostener una conferencia de prensa, reunirse con el público, tener reuniones comunitarias y decir: ‘Esto es lo que sabemos hasta ahora'”, dijo Essick.

The Press Democrat [English version]        

From left, Sonoma County Sheriff candidates, Mark Essick, John Mutz and Ernesto Olivares, prepare for a debate, Monday, April 30, 2018 hosted by the League of Women Voters of Sonoma County at the Santa Rosa Veterans Memorial Building. (Kent Porter / The Press Democrat) 2018

Noticias y eventos desde la región vinícola del norte de California para la comunidad latina.

Posted by La Prensa Sonoma on Wednesday, February 7, 2018

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2018 La Prensa Sonoma