Comunidad Entretenimiento

Artistas plasmaron mural para crear conciencia sobre crisis de vivienda en condado de Sonoma

Para llamar la atención sobre la falta de vivienda en el condado de Sonoma y la necesidad de más viviendas, artistas locales instalaron esta semana un mural visible desde la autopista 101 en la pared trasera del Palms Inn, un motel de 104 unidades para veteranos y personas sin hogar.

El mural de 208 pies cuadrados en la propiedad de Santa Rosa Avenue, justo al sur de Santa Rosa, fue creado por el artista Mario Uribe después de reunirse con residentes del edificio.

Utilizó imágenes de los moradores para crear composiciones de personas sonrientes. Con el apoyo de su ayudante, Daniel Doughty, la artista de Petaluma Jennifer Mygatt Tatum y aprendices de la organización sin fines de lucro Artstart, plasmaron las imágenes sobre paneles de madera que unieron como un rompecabezas en forma de casa. A petición de los residentes, también incluyeron emblemas de las cinco ramas militares.

Uribe dijo que no había mejor lugar para el mural que frente a la concurrida autopista. No sólo mejoró el espacio, comentó, sino que también recuerda a la gente la situación de las personas sin hogar.

“Decenas de miles de personas pueden verlo. Trae conciencia del problema de los sin techo“, dijo. “Cuantas más personas estén conscientes de ello, pueden hacer algo al respecto”.

Uribe supervisa Artstart y ha creado numerosos murales en todo el condado, entre ellos uno que conmemora la muerte violenta de Andy López, chico de 13 años, que provocó una protesta por pintar a una oficial de la Oficina del Alguacil del Condado de Sonoma junto a una niña, sosteniendo un pincel. Uribe reemplazó el panel, que habría ofendido a la familia López.

Akash Kalia, propietario del motel, dijo que el mural en la parte trasera de su edificio honra al Palms Inn y sus residentes, algunos de los cuales contribuyeron al proyecto.

“Eso es exactamente lo que es el Palms, es la casa de todos”, dijo Kalia, quien vio cómo los artistas completaron el mural el miércoles.

“Deberíamos hacer otro de estos”, dijo Kalia a Uribe, a quien recurrió a principios de este año con la esperanza de atraer murales y obras a un área que describió como un “desierto de arte”.

Uribe rápido se involucró en la idea, obteniendo una subvención de $8,000 para el proyecto.

Marshall Smyth, de 62 años, quien ha vivido en el Palms durante más de un año, ayudó a pintar el mural. “Ojalá más personas se hubieran involucrado”, dijo. “Fue muy agradable hacerlo. No hubo presión… y nos dieron almuerzo”.

Jay Collins reconoció su barba en uno de los paneles, aunque la imagen tenía los ojos y la nariz de otra persona. Su perro chihuahua de 6 años de edad, Layla, tomó un panel completo, colocado en el centro de la casa. “Se ve bien”, dijo, admirando la pintura. “Me hace un ‘papi’ orgulloso”.

Collins dijo que nunca había contribuido a un proyecto de arte como éste. Sorprendido al ver cómo el mural fue unido, dijo que esperaba hacerlo de nuevo. “Es diferente, eso es seguro”, dijo. “Te hace sentir orgulloso un poco, especialmente cuando eres parte de él”.

The Press Democrat [English version]          

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2017 La Prensa Sonoma