Noticias

7-Elevens del condado de Sonoma son atacados por ICE en redadas de inmigración nacionales

Agentes federales de inmigración estuvieron en franquicias 7-Eleven de Petaluma, Santa Rosa y Sebastopol el miércoles, como parte de una serie de acciones nacionales en la cadena de tiendas, que según las autoridades, apuntaban a validar el estatus migratorio de sus empleados y gerentes.

No se realizaron arrestos en el condado de Sonoma ni en otras localidades del Norte de California, pero 21 personas fueron arrestadas durante las visitas de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) a 98 7-Elevens en 17 estados del país, según un vocero de ICE. Fue la acción de inmigración más grande contra un empleador bajo la presidencia de un año de Donald Trump.

Al menos un 7-Eleven en Napa también fue blanco de agentes de inmigración federales, dijo James Schwab, vocero de la oficina de ICE en San Francisco. Otros operaciones en lugares del Área de la Bahía incluyeron Santa Clara y Suisun City, dijo.

El objetivo principal de las redadas fue notificar a las franquicias que ICE estaría auditando el estado migratorio de sus empleados y gerentes, dijo Schwab. Las detenciones se realizaron en los casos en que estaba claro que los empleados carecían de un estatus legal para trabajar.

Funcionarios de la Oficina del Alguacil del Condado de Sonoma y los departamentos de policía de Petaluma, Santa Rosa y Sebastopol, dijeron que ICE no les había notificado que las operaciones estaban planeadas en sus jurisdicciones.

“Pueden operar en cualquier lugar y no necesitan decirnos”, dijo el capitán de la policía de Santa Rosa, Rainer Navarro. “Pero no hubiésemos participado en esto”.

Los empleados de 7-Elevens en Guerneville Road, en Santa Rosa, y en Pleasant Hill Avenue North, en Sebastopol, dijeron que fueron visitados por agentes de ICE alrededor de las 5 am. Los empleados se negaron a ser entrevistados el miércoles por la tarde.

Los agentes también se presentaron en las tiendas de Old Redwood Highway y Lakeville Highway, en Petaluma. El gerente de la tienda de Old Redwood Highway, Baljit Singh, dijo que los agentes llegaron alrededor de las 6 am. Se negó a ofrecer comentarios adicionales.
Los agentes aparecieron en la ubicación de Lakeville Highway unas 10 horas más tarde, alrededor de las 4:30 pm, según el empleado Navneet Sangar.

“Me siento mal. Da miedo”, dijo Sangar, quien ha trabajado en la tienda durante aproximadamente dos años y comenzó su turno 30 minutos después de que los agentes se marcharan. “Tengo papeles, pero también estoy asustado. La gente dice, ‘¿por qué vienes aquí?, ¿por qué no vuelves a tu país? Estoy trabajando. Pago impuestos y todo”.

El reforzamiento de la ley de inmigración en el condado de Sonoma se produce después de que el director interino de ICE, Thomas Homan, criticara públicamente a la Oficina del Alguacil dos veces en los últimos tres meses por su política, que limita la cooperación de oficiales carcelarios con los agentes federales de inmigración.

El alguacil Rob Giordano y el vocero de la Oficina del Alguacil, el sargento Spencer Crum, respondió en los dos casos con declaraciones enérgicas que defendían la política carcelaria sobre las solicitudes de detención de ICE y atacaban las alegaciones de Homan, respecto a que el departamento estaba poniendo al público en riesgo.

Crum se negó a especular el miércoles sobre por qué el condado de Sonoma, que representaba la mitad de las ubicaciones reportadas del Área de la Bahía involucradas en la operación, fue blanco de ataques.

La última operación conocida de ICE en la región del Norte de la Bahía tuvo lugar en mayo pasado, cuando los agentes visitaron un campamento de trabajadores agrícolas en Lake County y arrestaron a tres personas mientras buscaban a un hombre con antecedentes penales que no vivía en el sitio.

Omar Medina, un defensor local de los derechos de los inmigrantes y voluntario de la Red de Respuesta Rápida del Norte de la Bahía, en los condados de Sonoma y Napa, atendió una línea directa de emergencia las 24 horas el miércoles por la mañana.

Pero nadie había marcado la línea directa en conexión con las redadas de 7-Eleven durante todo el día, aunque más de 400 observadores legales voluntarios han sido entrenados y están listos para desplegarse en sitios donde se necesita ayuda, dijo Medina.

“Estaban aquí. Estamos listos para responder a cualquier redada”, dijo.

7-Elevens en el este de Santa Rosa, en Yulupa, Mission Boulevard, Middle Rincon y Sonoma Highway no formaron parte de la acción federal el miércoles, según los empleados de la tienda.

Un empleado de 7-Eleven, que pidió que su nombre no fuera utilizado por miedo a represalias por parte del gobierno, llamó “loca” a las noticias de la operación y culpó a las políticas de inmigración de línea dura del presidente Trump.

“Es solo gente trabajando”, dijo. “Si la gente necesita papeles para trabajar, ¿por qué no dar los papeles? Todo el mundo quiere comer, todo el mundo necesita comida, todo el mundo quiere ropa, todo”.

En Los Ángeles, siete agentes de inmigración ingresaron en una tienda 7-Eleven antes del amanecer del miércoles, esperaron que la gente revisara la línea de pago e informaron a los clientes que llegaban y a un conductor que entregaba cerveza que esperaran afuera. Una inspección federal estaba en curso, dijeron.

En 20 minutos, verificaron que el cajero tuviera una ‘Green Card’ válida y notificaron al propietario para que produjera registros de contratación en tres días, relacionados con el estado de inmigración de los empleados.

Con información de reporteros de The Press Democrat.

The Press Democrat [English version]          

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2018 La Prensa Sonoma